El pasado sábado por la noche mientras dos amigos apuraban sus últimas cervezas, vieron salir del local a un hombre totalmente pedo. A pesar de ir dando tumbos, se dirigió a coger su coche. Viendo el panorama decidieron grabarle y cuando el borracho apenas llevaba 100 metros provocó un accidente frontal contra otro vehículo.

Comentario

Comentario