Con sus minutos contados está el comercio informal que se instala diariamente en calles Tarapacá, Ramírez y Vivar, luego de una reunión realizada ayer en la Gobernación Provincial de Iquique donde se generó un plan multisectorial para intervenir ese sector y empezar a ordenar la ciudad.

Previa a la “limpieza” que se hará en los próximos días en las calles céntricas, a quienes ejercen ese comercio se les informará de la existencia de más de 100 puestos disponibles en las distintas ferias que ellos podrían asumir para regularizar su actividad y además se adelantó que en el centro quedarán habilitados dos sectores para el comercio autorizado: pasaje O´stadio y acera oriente de Obispo Labbé, entre Tarapacá y Serrano.

Tras la reunión, el gobernador Francisco Pinto informó que se había logrado un acuerdo entre más de 10 servicios públicos, la Municipalidad de Iquique, Carabineros y PDI “de realizar acciones respaldadas por la ley y el sentido común en torno a que el centro debe ser despejado. Nosotros no tratamos de reprimir a la gente que trabaja allí o de perseguir a migrantes que puedan trabajar allí; lo que tratamos es que ellos, si están trabajando en comercio, ocupen alguno de los más de cien puestos que hay desocupados en las ferias, tal como lo informó el alcalde Mauricio Soria”.

Para el alcalde Mauricio Soria se debe necesariamente ordenar el centro y en este ordenamiento se “debe sacar al comercio informal de ese sector, ya que genera problemas no solo a los transeúntes sino que también al comercio establecido. Buscaremos que ese comercio se establezca en los puestos desocupados que hay en las ferias, ya que no pueden seguir vendiendo en la calle y generando situaciones de inseguridad”.

Miguel Díaz, presidente de la Cámara de Comercio Detallista de Iquique, junto con graficar como el comercio informal afecta la actividad que ellos realizan “entorpeciendo incluso el ingreso a algunos locales o galerías comerciales, como ocurre en calle Vivar”, agradeció la preocupación del gobernador y el alcalde por resolver este cotidiano problema, “que afecta a muchos de nuestros socios que incluso han sido amenazados por quienes se instalan a vender en Vivar, dificultando el acceso a tiendas y locales comerciales”.

En la reunión participaron Francisco Pinto, gobernador; Mauricio Soria, alcalde; José Ramirez, subprefecto PDI; Ramón Rost, comisario de Carabineros; César Cardoso, director del SAG; Oscar Undanivia, director del SII; Cristian Díaz, de la seremi de Salud; Carolina Zepeda, coordinadora regional de seguridad pública; Peter Toledo, inspector jefe IMI; y Gabriela Núñez, coordinadora provincial de seguridad Pública. Y por la Cámara de Comercio Detallista asistieron Miguel Díaz, presidente; Jorge Lillo, vicepresidente; Marianela Chalco, Feria Vivar; José Fuentes, Asociación Gremial Terminal Agropecuario; y Dino García, CC Progreso.

Comentario

Comentario