Para destrabar lo que hasta ahora ha sido un problema, el consejero regional Rubén Berríos (PS), declinará su candidatura en la próxima elección de presidente del CORE.

Según Berríos, él no quiere ser la piedra de tope en la elección del próximo presidente, por lo cual rechazará cualquier postulación que eventualmente podría realizar alguno de sus colegas el próximo lunes.

Berríos de esta forma espera que en el próximo pleno se elija definitivamente y por los próximos cuatro años al presidente del cuerpo colegiado.

Fotografía: El sol de Iquique
Ante la consulta de posibles nombres que se propondrán como candidatos, el consejero fue cauto y no mencionó a alguno en particular.

Comentario

Comentario