Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores Iquique (Brisexme), en un amplio operativo, logro dar con el paradero de 9 individuos que no realizaban el pago del deber parental por un monto que alcanza los 45 millones de pesos.

El procedimiento se desarrolló por medio de un extenso seguimiento a los involucrados, quienes según la ley de “Abandono de Familia y Pago de Pensiones Alimenticias”, debían hacer pago de esta responsabilidad a quien este al cuidado personal de los menores en cuestión.

Al respecto, el jefe subrogante de la Brisexme Iquique Comisario Gabriel Castillo Manríquez, explico sobre el seguimiento de estos individuos, que “estas personas, en conocimiento de su situación procesal, en particular la obligación legal que mantenía por un Tribunal de la Familia, constantemente cambiaban de domicilio y fuentes laborales, para así eludir a los policías y no cumplir con su deber judicial”.

Sobre los arrestados, estos fueron puestos a disposición del Tribunal de Familia por intermedio de Gendarmería, en espera de la respectiva notificación para comenzar a cumplir con la orden judicial.

En los últimos meses, la PDI ha llevado a cabo sucesivos operativos anti delictuales sin aviso previo en sectores de mayor riesgo social, buscando justamente detener a sujetos con órdenes judiciales pendientes o en delitos flagrantes. Uno de los puntos que también se busca regularizar con estas acciones son los arrestos pendientes por deudas de alimentos.

FUENTE: Comunicaciones PDI

Comentario

Comentario