Pese a los dichos en Iquique, del Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg en el sentido que privilegiar el proyecto habitacional de Playa Blanca, desestimando el de Lobito, declarando que “la ilusión de la gente está en juego y no hay que contarles historias de colores ni distintas a las que les he planteado yo”, la Comisión de Vivienda del Senado, aceptó la moción de sesionar próximamente en nuestra ciudad, para evaluar en terreno la propuesta que impulsa el Senador Jorge Soria, desde que fuera alcalde de la ciudad

Ante la sesión de la Comisión, a la que también asistió el Subsecretario de Vivienda, Guillermo Rolando, se presentaron el vocero de las Cooperativas Lobito, Juan Carlos Rojas y los dirigentes Susana Maá y Adrián Andrade, representando a unas 35 organizaciones, para exponer en detalle acerca del proyecto Lobito. Se trata de una propuesta mediante el sistema cooperativo, para enfrentar el déficit habitacional y acceder a una casa propia y digna.

“Hemos viajado desde Iquique a Valparaíso, para exponer a los Senadores de la Comisión y a autoridades del ejecutivo, nuestra propuesta. Nos vamos muy contentos porque la Comisión de Vivienda, que integran 6 parlamentarios, más el Subsecretario Rolando y otras autoridades, irán a Iquique, para evaluar en el terreno mismo, por lo que nosotros estamos luchando”, señaló Juan Carlos Rojas.

Añadió que, en especial, el Subsecretario de Vivienda, le hizo saber tras la reunión, que estaba interesado en conocer cómo se está pensando en este proyecto cooperativo. “Me quedé con la impresión que a él le agrada el cooperativismo”, señaló optimista.

Sobre el proyecto en sí, Rojas explicó que las cooperativas de viviendas constituyen una iniciativa privada, que no tiene nada que ver con los proyectos gubernamentales. “Creo que el Ministro Monckeberg debiera tener claro el tema; de hecho no entiendo porqué se interesó cuando el Senador Soria le expuso el proyecto de Lobito en la anterior sesión de la Comisión de Vivienda; pero después llega a Iquique con otro discurso”.

En lo concreto, señaló que las cooperativas reúnen a unas 30 mil personas y que el Ministerio de Vivienda chequeo la situación de 10 mil, de las cuales 7 mil 500 pueden ser sujetas de subsidios del estado. “Lo que nosotros pedimos al gobierno es que los terrenos…. La tierra, nos sea traspasada de inmediato, a cuenta de ese subsidio, es decir, el Estado no tendría que desembolsar. Luego, con ese terreno, vamos a la banca privada para gestionar los respetivos créditos hipotecarios. Es decir, si somo un organismo privado como cooperativas, como construiremos nuestras casas, también es algo que haremos como privados”, concluyó el dirigente, haciendo un llamado, a la unidad de todas las cooperativas.

SENADOR SORIA

El Senador Jorge Soria entrevistado para la televisión del Senado, entregó una serie de detalles acerca del proyecto Lobito, validando además el sistema cooperativo de vivienda, que desapareció en Chile hace más de 40 años

En la actualidad hay  25 mil socios inscritos en las cooperativas, de los cuales 10 mil fueron chequeados por  el sistema del Ministerio de Vivienda. Y 7 mil 500 de ellos, tienen derecho a subsidio habitacional.  Hay que considerar que en promedio cada año el Gobierno entrega 800 cupos aproximados en Tarapacá. “Estimamos que al sistema cooperativo nos entregaría unos 300 cupos al año, por lo que a ese paso el último de los actuales 7 mil 500 inscritos tendrá su opción en 25 años más. Y eso no puede ser, por eso, mi propuesta es viable y una solución real para enfrentar el déficit habitacional en Iquique y en todo el país, de Arica a Magallanes”, reforzó el Senador Soria.

Una vez que el cooperado tenga aprobado el crédito en el banco y su cooperativa cuente con los planos aprobados por la dirección de obras municipales, se podrá construir la casa.  Pero para lograrlo, es necesario que se les entregue el terreno de inmediato a los 7 mil 500 cooperados que cumplen con los requisitos. “De esta forma la familia chilena puede llegar a tener su casa propia y el Gobierno Central no tendría que invertir ni un solo peso. Igual cosa se puede repetir en todo el país, con una alianza estratégica entre el Gobierno de Chile y las Municipalidades”, reforzó el congresista.

Con los terrenos recibidos, éstos servirán de aval ante la banca nacional e internacional, para postular a créditos de 20 a 30 años, lo que les permitirá acceder a la casa propia, donde la familia podrá vivir en forma digna.  El proyecto contempla una superficie total de 200 metros cuadrados, con una edificación de 79 metros cuadrados, ampliables en el segundo piso.

Comentario

Comentario