Son casi 200 mil los niños que cada año nacen en el país. Y según el Ministerio de Salud, cuando cumplen los seis meses de vida, un 50% de ese grupo ya no consume leche materna. Se trata de una situación que implica una alerta para los especialistas, que advierten que la alimentación es un factor clave en esa fase para promover la altura, peso y el desarrollo sicomotor de los menores.

Debido a estas cifras, Salud adjudicó una investigación piloto al Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la U. de Chile (Inta), para que se realice un seguimiento a un grupo de niños menores de un año. Dentro de estos, se seleccionará aquellos que no consumen leche materna para suministrarles diversas fórmulas lácteas especiales para esa edad. “La idea es saber qué composición debe tener un producto dirigido a estos niños”, aclara Lorena Rodríguez, jefa del departamento de Alimentos de la cartera de Salud.

A partir de estos resultados, la experta afirma que se elegirá alguno de los productos disponibles en el mercado (cuyo precio promedia los $ 10.000) para distribuirla gratuitamente a la población que se atiende en los consultorios y hospitales del país, a contar de 2015.

Rodríguez aclara que hoy se distribuye leche “Purita fortificada” a todos los menores de 18 meses que no toman leche materna, pero que este producto no posee las mismas características que otros que se expenden en el mercado y que son especializados.

Patricia Mena, neonatóloga del Complejo Sótero del Río, sostiene que los especialistas en infancia han solicitado en los últimos 20 años un cambio en el régimen de este alimento, debido a que la “purita” está enriquecida con proteínas, zinc y hierro, pero las fórmulas especiales poseen 80 componentes nutritivos, lo que las convierte en una mejor alternativa para los niños que no reciben leche materna.

Mena, además, afirma que la leche que se distribuye hoy “puede contribuir a la obesidad infantil, que puede comenzar a temprana edad”.

ALERGIAS

Asimismo, la cartera de Salud evalúa distribuir otra fórmula especial para recién nacidos alérgicos a la proteína de leche de vaca, que hoy implica un alto gasto a las familias, pues los productos bordean los $ 27 mil, por contenidos de 400 gramos. Esto también será estudiado por el Inta en 2015 y según los resultados se resolverá si la entrega se realiza gratuitamente en la red pública.

El presidente del Colegio Médico y pediatra, Enrique Paris, dice que la alimentación en los menores que no toman leche materna “revela desigualdad social. Las familias con recursos pueden acceder a una fórmula enriquecida que posee grasas polisaturadas para desarrollar el sistema nervioso central, mientras que los otros consumen leche de vaca”.

Comentario

Comentario