La Nunciatura Apostólica de Roma en Chile informó este jueves que el Papa Francisco aceptó las renuncias de los obispos de las diócesis de Rancagua y de Talca, Alejandro Goic Karmelic y Horacio Valenzuela Abarca.

Monseñor Horacio Valenzuela

Asimismo, la Nunciatura Apostólica informó que el líder de la Iglesia Católica nombró como administradores apostólicos en esas dos sedes a Luis Fernando Ramos Pérez (Rancagua), Obispo Auxiliar de Santiago de Chile; y a Galo Femández Villaseca (Talca), Obispo Auxiliar de Santiago de Chile.

Reseñas biográficas de los administradores apostólicos de Rancagua y Talca

– Biografía de Mons. Fernando Ramos, obispo auxiliar de Santiago y administrador apostólico de Rancagua

– Biografía de Mons. Galo Fernández, obispo auxiliar de Santiago y administrador apostólico de Talca

Administradores apostólicos

Un administrador apostólico es un obispo o un presbítero nombrado por el Papa para administrar una diócesis que se encuentra en situación de sede vacante, o sea sin su obispo o arzobispo residencial.
En estos dos casos particulares, se trata de nombramientos para sedes vacantes “a voluntad de la Santa Sede” (ad nutum Sanctae Sedis) y hasta que el Papa provea un nuevo obispo para el gobierno pastoral de las jurisdicciones.

El administrador apostólico goza de derechos y obligaciones semejantes a las del obispo residencial, con algunas excepciones que determina el Código de Derecho Canónico, y forman parte de la Conferencia Episcopal.

Los dos obispos auxiliares de Santiago mantienen sus mismos cargos, además de las nuevas responsabilidades que le han sido confiadas.

Con estos dos nombramientos, de las 27 jurisdicciones eclesiásticas, seis de ellas están a cargo de administradores apostólicos sede vacante: Valparaíso, Rancagua, Talca, Valdivia, Osorno y Puerto Montt.

 

Comentario

Comentario