Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Iquique, de la PDI, mientras desarrollaban diligencias propias de su especialidad en el sector céntrico de la ciudad, presenciaron el momento exacto en que un menor le sustrajo a un adulto mayor un teléfono celular mientras este hablaba por el equipo electrónico, dándose inmediatamente a la fuga, por lo que los efectivos policiales ante el delito flagrante iniciaron la persecución del sujeto, logrando darle alcance a metros del lugar donde ocurrió el hecho, deteniendo al sujeto por el delito flagrante de robo por sorpresa, además se determinó que el menor portaba una prenda deportiva que había sido sustraída en un robo ocurrido hace pocos días en una tienda deportiva de la ciudad, configurándose además el delito de receptación.

El adolescente de 15 años, quien no mantenía antecedentes policiales, por instrucción del fiscal de turno fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Iquique, para la correspondiente audiencia de control de detención, mientras que las especies recuperadas fueron devueltas a sus dueños.

Respecto a este caso el Jefe de la Biro Iquique, subprefecto Rolando Opazo, manifestó: “El imputado, aprovechando la avanzada edad de la víctima, actuó por sorpresa abordándolo por la espalda, arrebatándole su teléfono celular, huyendo del lugar, no obstante gracias al rápido accionar de los detectives, éstos lograron detenerlo a pocos metros del lugar, siendo el menor puesto a disposición de la justicia”.

Comentario

Comentario