Luego de reunir más de un tercio de las firmas necesarias, la Cámara de Diputados y Diputadas realizará una sesión especial el próximo 17 de octubre con objeto de “condenar el estallido social” del 18 de octubre de 2019, tras una solicitud emanada de la UDI a la que se adhirió el resto de Chile Vamos y el Partido Republicano.

Según señala el documento, esto obligaría a los partidos políticos a tomar postura acerca de lo sucedido, ya que se hará una votación para condenar los hechos de violencia que, según el gremialista Henry Leal, aluden a un supuesto intento de golpe de Estado.

En esa línea, los parlamentarios del Partido Socialista, Ana María Bravo y Daniel Melo, manifestaron que la violencia se debe condenar en cualquier circunstancia, pero cuestionaron la acción que lleva adelante la oposición.

Cabe señalar que esta iniciativa se produce luego de las declaraciones emitidas por el expresidente Sebastián Piñera, quien, en entrevista con Radio Mitre de Argentina, indicó que durante las protestas de 2019 sufrió un intento de “golpe de Estado no tradicional”, tesis que reiteró en España.

Además, aseveró que la en ese entonces oposición “fue ambigua, la toleró, la apoyó, la justificó e incluso buscó formas de derrocar a un Presidente que había sido elegido democráticamente”.