Hilando sueños en Alto Hospicio: la historia de la artesana que ganó la sexta versión de Impulso Chileno

La artesana de 38 años, que se dedica a la confección de artesanía con lana de alpaca, fue una de las tres ganadoras de su región, de un total de 250 seleccionados a nivel nacional.

1590

La artesanía textil aymara en Chile tiene un profundo significado cultural, histórico y social. Los aymaras son uno de los pueblos indígenas más antiguos de nuestro país y han mantenido su tradición a lo largo de los siglos.

Nilda Mamani tiene 38 años, vive en la región de Tarapacá, específicamente en la comuna de Alto Hospicio, y se dedica a tiempo completo a la confección de artesanía con lana de alpaca, tradición que heredó de su familia.

La artesana comenzó desde muy pequeña a tejer con lana de alpaca, la cual provenía de los rebaños locales del altiplano, en el pueblito de Chulluncane. Fue allí donde adquirió todo su conocimiento, junto a sus abuelos y tías.

A los 15 años ya era capaz de crear sus propias piezas, incluso a través de telares. Pero no fue hasta los 23 años cuando tomó la decisión de transformar esta herencia cultural en su propio emprendimiento, más bien como una forma de compatibilizar el cuidado de sus hijos, hogar y desarrollo personal.

Durante estos 15 años como emprendedora y artesana, se ha dedicado en un 100% a la confección de ponchos, ruanas, bufandas y echarpes. Además, a la misma materia prima le realiza teñidos con hierbas naturales provenientes del altiplano como el sipu tola, lampaya, humatola o la queñua.

“Cada vez que estoy tejiendo, me conecto con mis raíces e identidad, y busco fortalecer mis tradiciones”, explicó la artesana.

Conociendo Impulso Chileno 6

En 2023, cuando se encontraba vendiendo sus productos en una feria local de su región y conversando con otros emprendedores, fue que se enteró de la existencia del programa Impulso Chileno de Fundación Luksic, el cual entrega financiamiento por hasta $5 millones, capacitaciones junto a la Escuela de Administración UC y mentorías personalizadas a cargo de la Corporación Simón de Cirene.

“La fe es lo último que se pierde”, fue lo primero que expresó en voz alta mientras enviaba la documentación requerida. Luego de un par de semanas, comenzó a avanzar en el proceso, hasta que el 15 de enero de este año le informaron que pertenecía a una de los 250 seleccionados a nivel nacional.

“Este premio me va a permitir crecer en la vida personal y en mi emprendimiento familiar”, reflexionó Nilda.

En esta sexta edición los ganadores representan a todas las regiones del país desde Arica a Magallanes. La región de Tarapacá tuvo un total de 3 ganadores, todas mujeres:

Hoy, Nilda vive en Alto Hospicio junto a su pareja y cuatro hijos, pero cada vez que puede regresa al altiplano con su familia, para volver a empaparse de sus raíces y crear piezas que preserven las tradiciones locales de su cultura. Porque a futuro, su sueño es dar a conocer este arte tanto a nivel nacional como internacional.

Desde 2018 más de 900 emprendedores han pasado por Impulso Chileno, iniciativa que entrega financiamiento por hasta $5 millones, capacitaciones y mentorías. Toda la información sobre el programa y otras convocatorias de emprendimiento serán publicadas en las redes sociales de Fundación Luksic y en fundacionluksic.cl.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí